Las mejores frases de Julio Cortázar - "Cada vez iré sintiendo menos y recordando más"

Julio Cortazar

Hay escritores fantásticos, inspiradores, románticos y después está Cortázar, que era todo. El mítico escritor argentino tenía la capacidad única de resumir en palabras aquellas cosas que todos alguna vez sentimos pero que no podemos conceptualizar ni entender. Era como si sus grandes anteojos negros tuvieran un poder especial para leer los silencios, las ausencias, las alegrías y las tristezas.

A Cortázar no se lo puede leer. Sus palabras no son vocabulario ni gramática. Son sentido y emoción. Son París y Buenos Aires, son la Maga y los cronopios, son amor y desamor. Son el arte de quitar un adjetivo y reemplazarlo con un sentimiento. 

Han pasado ya más de treinta años desde su muerte, pero la mayoría lo ignora porque a Cortázar todavía se lo siente vivo y presente en el consciente colectivo de todos los que encontramos en sus frases y obras las razones y porqués de nuestros suspiros.

Por este motivo hemos decidido reunir algunas de las frases más famosas, y algunas no tan famosas, que nos dejó regadas por su obra.

Los gatos fueron un elemento común en los escritos de Julio Cortázar.

Los gatos fueron un elemento común en los escritos de Julio Cortázar.

  • Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.

  • Cómo cansa ser todo el tiempo uno mismo.

  • No aprendas datos idiotas”, le aconsejaba. “Por qué te vas a poner anteojos si no los necesitas”

  • ¡Música! Melancólico alimento para los que vivimos de amor.

  • No renuncio a nada, simplemente hago todo lo que puedo para que las cosas renuncien a mí.

  • Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.

Julio Cortázar y Carol Dunlop, su último amor.

Julio Cortázar y Carol Dunlop, su último amor.

  • Cuando los amigos se entienden bien entre ellos, cuando los amantes se entienden bien entre ellos, cuando las familias se entienden bien entre ellas, entonces nos creemos en armonía. Engaño puro, espejo para alondras. A veces siento que entre dos que se rompen la cara a trompadas hay mucho mas entendimiento que entre los que están ahí mirando desde afuera.

  • Los libros van siendo el único lugar de la casa donde todavía se puede estar tranquilo

  • Estoy tan solo como este gato, y mucho más solo porque lo sé y él no.

  • Porque, sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos

  • Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo

 ¿Te gustó el artículo? ¡Comenta y dale ‘like'!

Trending


Publicidad


Facebook


Instagram